lunes, 18 de febrero de 2013

Mi primera florecilla de fondant

Llevo mucho tiempo queriendo saber a que sabe el fondant, creía que estaba bueno, pero cuando leí que la gente lo "pelaba" para comerse lo de debajo me dejó chafada. Ya me daba bastante pena ver el trabajo que llevan algunas tartas que van a acabar en manos del cuchillo para pensar que ese trabajo que las hace tan bonitas era solo como el papel de regalo que se arruga y a la basura (bueno al contenedor de papel para reciclar, el pobre fondant ni eso).
Hoy por fín he probado el fondant, malo de sabor no está, pero para comer en dosis pequeñas. Pese a la pena comprendo que hay quien lo "pele".

Una vez probado, quería hacer otra "prueba", cuando era muy jovencilla hacía flores de miga de pan para broches, camafeos, colgantes y cosas así, hacía tropecientos años que no lo había vuelto a intentar y quería saber si se podían hacer con el fondant.
Para los que no lo hayan tenido en la mano, es mucho mas blandito que la plastelina convencional y soporta peor su propio peso, también es mas blandito que la "miga de pan", mas difícil de trabajar.
Pero bueno lo que quería saber es si se me había olvidado hacer florecillas y si se podían hacer con fondant solo con los dedos. Aquí está la prueba :)


La he hecho hoy porque me ha llegado un lote increíble de cositas que me tocó en facebook en Galletilandia aproveché que venía el paquetón y pedí tres colores mas de fondant, un rotulador para pintar galletas, un cortador y un par de biberones a su tienda.

Iré probando cosillas y os cuento, porque no tengo ni idea para que sirven ni como se usan la mayoría de ellas. Os dejo una foto del superlotazo que me tocó en un sorteo con mas de 1100 participantes. Y si queréis pasar por Galletilandia y haceros fans, seguro que a Silvia le encantará.


1 comentario:

  1. Te ha quedado preciosa la florecita, que mano tienes para hacer formas :).

    Besitos

    ResponderEliminar