martes, 23 de agosto de 2016

Pan en panificadora


Como todos sabéis tengo la famosa panificadora del Lidl, sabía que  hace un montón pero no creía que tanto, hoy he visto el ticket, la compré en agosto del 2012. Cuatro años ocupando sitio en la encimera.
Recién comprada probé varias veces a hacer pan, cada vez el desastre fue mayor, unas veces lo intenté con preparados a los que solo había que añadir agua, y otras con recetas que iba encontrando.
Rara vez tiro comida y confieso que panes de panificadora he tenido que tirar varios porque no eran comida, os lo aseguro.

Viendo que para mi sacar partido de este electrodoméstico para el uso que estaba pensado era imposible, probé sus usos alternativos.

Como amasadora es divina, los roscones de reyes que hago cada navidad son prueba de ello.

También hace un arroz con leche riquísimo.

Las mermeladas, depende, por ejemplo la de higo queda genial pero las otras que he probado no me terminan de convencer, quedan demasiado líquidas generalmente. Solo pongo fruta y azúcar, supongo que si pusiera algún gelificante como pectina quedarían mejor.

La salsa de tomate queda también muy rica pero el ácido del tomate no es lo mejor para la cubeta y las palas.

Masa de croquetas he hecho solo una vez la semana pasada, y pienso repetir, porque aunque parece mucho mas dura que la que yo hago en la sartén, cuando frió las croquetas quedan con la bechamel cremosita. La próxima vez que haga si me acuerdo hago fotos y os pongo la receta que he adoptado.


Y llegamos de nuevo al pan,




No se como fue pero encontré un grupo de facebook "Panificalocas" formado como su nombre indica por forofas y algún forofo de las panificadoras. Entre fotos de desastres como los míos vi también panes con muy buena pinta, recetas probadas y mas que probadas que "prometían" resultados aceptables. Y volví a intentarlo. Llevo tres intentos este verano y no he tirado ninguno, son tres recetas diferentes, las tres muy similares, por supuesto ninguna sabe ni tiene la ternura del pan de molde comprado, el pan es mucho mas consistente, pero huele y sabe a pan y eso es mucho mas de lo que había conseguido nunca.



A continuación os dejo la receta del pan que estrujo en el minivideo y de las fotos,  tal y como yo la he hecho, que no es exacta a ninguna que vi.

Ingredientes
225 ml de agua
110 ml de leche (yo sin lactosa)
30 gramos de azúcar
10 gramos de sal
2 cucharadas soperas de aove
1 cucharada sopera rasa de miel
180 gramos harina repostera
380 gramos harina de fuerza
4 gramos de levadura seca de panadero

Preparación

Poner en la panificadora los ingredientes por el orden que figura en la lista de ingredientes.

Si tenéis la misma panificadora: Programa 2 esponjoso, peso 1kg, tueste ligero.

Cuando terminó el segundo levado, abrí la tapa saqué la masa y quité las palas para que quedase un agujero menor. Partí en tres trozos la masa e hice una trenza. Acomodé la trenza dentro de la cubeta y dejé que terminase el programa. Como me parecía que no había subido suficiente paré el programa justo antes de que empezase a hornear, dejé levar unos 20 minutos mas y puse el programa 12 horneado. El programa dura una hora y como a los 50 minutos me parecía que estaba bastante hecho, lo pinché y paré la panificadora. Esperé un poco mas saqué el pan y lo puse sobre una rejilla hasta que se enfrió.

Resultado bastante aceptable teniendo en cuenta toooodos mis fracasos.

Lleva miel pero por si a alguien no le gusta, os aseguro que poniendo sólo una cuchara sopera rasa no sabe a miel.

La receta original llevaba 55 gramos de mantequilla, como prefiero reducir la lactosa cambié por aove.

Puede parecer raro que en la receta haya mezclado harina de repostería y de fuerza, pero tiene su explicación. En el primer intento de este verano la harina panificable que tenía en casa tenía 11% de proteína, y quedo el pan mas o menos bien. En este tercer intento tenía harina de fuerza que tiene mas proteína por lo que necesita mas líquido y ...... ni idea cuanto líquido extra tengo que poner, por eso mezcle con la de repostería para que el conjunto quedase mas o menos como la panificable.

Esta última foto es del día siguiente con el pan totalmente frío y un poco asentado, se parte mucho mejor incluso finito.


Seguiré probando haber si llego a uno tierno de verdad :)


jueves, 4 de agosto de 2016

Tarten bicolor con crema, mermelada y chocolate

Ójala existiesen las tarifas planas de electricidad como las del teléfono fijo que te permiten estar hablando las 24 horas por un precio de risa. Aire acondicionado y horno hasta alcanzar el nivel de confort perfecto, vamos hornear todo el día sin sudar una gota y sin tener que pedir un préstamo cuando llega la factura de la electricidad. Que conste que no solo iba a hornear dulces, iba a dedicarme a los asados de carne de esos que son a fuego lento durante horas, de los que la carne se separa del hueso y se deshilacha..... uhm el calor me hace desvariar.


Hasta que llegue ese momento sobre todo en verano busco opciones para tener bizcochos sin encender el horno.

Hace años compré unas bases de tarta que vendían horneadas, no recuerdo la marca pero he de decir que es lo peor que he probado en la vida, no se si habrán mejorado desde entonces en cualquier caso no me han quedado ganas de volver a probar.

En mi busqueda de algo que me sirviese como base para tarta encontré los tartenes de Montes Lara, había probado varios tipos de magdalenas y bocaditos individuales y y me habían gustado bastante así que me aventuré con ellos.


No son excesivamente grandes, pesan 300 gramos, hay dos variedades con yogur y con chocolate, son bastante planitos apenas tienen copete, tiernos, húmedos y no dejan regustos raros al comerlos, al cortarlos se desmigan con facilidad lo que implica hacer tartas con aspecto mas rústico pero eso para mi no es ningún problema, me gustan las tartas con aspecto casero, no necesito las de bordes perfectos, eso lo dejo para los profesionales y las celebraciones.

Para hacer este postre he utilizado todo "comprado" pero igualmente podría haber hecho una crema pastelera casera  (podeis pinchar y ver la receta que hago habitualmente) y alguna de las mermeladas caseras que suelo tener.


Ingredientes
-  Un tarten con yogurt Montes Lara
-  Un tarten con chocolate Montes Lara
-  Crema pastelera  aproximadamente 350 gramos
-  Un bote de mermelada aproximadamente 275 gramos (en mi caso Rapsodia de frutas de Piña &Mango)
- Cobertura de chocolate negro aproximadamente 150 gramos
- Para adornar, transfers de glasa: ositos y bolas

Preparación
Si vas a utilizar crema pastelera casera, hazla el día anterior para tener todo listo al montar la tarta.
Si no tienes deshidratador y vas a hacer los transfer de glasa ( yo no tengo deshidratador) haz también los adornos el día anterior.

Montaje
Abrir los tartenes por la mitad, como apenas tienen copete al abrirlos quedan dos capas bastante planas. En el de yogur quite un poquitin de copete.
Poner una capa de tarten de yogurt sobre un acetato, o un trozo de papel de horno, o una rejilla.... lo que os resulte mas cómodo para poder moverlo. Sobre la capa de bizcocho poner una buena capa de crema pastelera. Sed generosos, mas que yo, el resultado será mas rico. Encima de la crema pastelera una capa de tarten de chocolate, sobre ella una capa de mermelada, sed también generosos. Sobre esta una segunda de tarten de yogur, otra de crema pastelera y por último la segunda de tarten de chocolate.


Guardar en frío unas horas, para que coja cuerpo, si parece que "tiembla" lo podéis atravesar con dos o tres palos de brocheta.

Trocear 150 gramos de chocolate de cobertura. poner aproximadamente 100 gramos a calentar en el micro unos segundos ir sacando y removiendo hasta que esté líquido. Ya fuera y sin volver a calentar, añadir los 50 gramos de chocolate restante y remover hasta que se hayan integrado del todo. Seguir removiendo un poco mas.

Sacar el tartén bicolor del frigorífico y regar con el chocolate  como nos guste mas. Yo prefiero que no quede todo cubierto por los lados, pero va en gustos.


Volver a guardar en el frigorífico para que endure el chocolate.

Los adornos de glasa los podemos pegar a la tarta con un poco de glasa o chocolate, pero yo prefiero dejarlos sueltos porque así puedes poner el adorno completo en las raciones  al servir. Sobre todo los críos agradecen con sus caritas que su pedazo de pastel tenga una figura entera para ellos solos.



Preparación transfer de glasa
Para hacer los transfers necesitas glasa de colores, un acetato, el dibujo que te guste y un poquitín de mantequilla.
Ponemos el dibujo debajo del acetato y extendemos un poquitin de mantequilla con el dedo sobre el acetato en la zona donde esta el dibujo, dibujamos con glasa siguiendo el dibujo y esperamos a que seque, La mantequilla ayuda a que no se pegue. Cuando está seco despegamos con cuidado y ya está listo para decorar.

Yo hice unas bolas


Y  unos ositos, 




Cuando ya estaban bien secos los despegué y dibuje con rotulador comestible algunos detalles.


Para dibujar los osos utilicé como basé en el osito Nicolas de Julia, pero transformándole a mi gusto.

Me ha quedado un post un poco largo muchas gracias si has llegado hasta aquí :)

Bloglovin

<a href="http://www.bloglovin.com/blog/6445877/?claim=rh5wbfbprst">Follow my blog with Bloglovin</a>

lunes, 1 de agosto de 2016

Postreadicción, curso "Todo Galletas"

Hace ya casi un mes que hice este curso, pero ya sabemos como es el verano, un día por otro y no os lo había contado. Un curso genial donde aprender desde como hacer masa de galletas, glasa, teñir glasa y decorar galletas de varias formas diferentes.


Cuando llegamos cada uno teníamos nuestro puesto de trabajo con un montón de materiales y utensilios.


Empezamos haciendo masa de galletas con la misma receta que tiene Julia en su libro y en su blog, podéis ver la receta aquí, como no se pueden decorar las galletas recién horneadas, esas nos las comimos tal cual.

Después nos explico como hacer glasa para no tener que hacer delineado, nos repartió unos cuencos y teñimos cada una un color para compartir. Llenamos unos minibiberones que son super prácticos y que ademas convierten lo de decorar galletas en un juego de niños, en cuanto llegué a casa me puse como loca a buscar donde comprarlos.

Y empezó el lió, yo NUNCA había utilizado glasa, no había intentado decorar ni una galleta porque me parecía complicadísimo, ahora he visto que si tienes los materiales adecuados y un poco de paciencia, hacer cosas monas está al alcance de cualquiera que se lo proponga.

Con el decorado con glasa, si quieres ir deprisa es necesario tener un deshidratador, si no, es cuestión de tener mas paciencia y esperar a que sequen por si solas.

En total hicimos seis galletas diferentes, del curso salí con las seis galletas y a casa llegué con ellas.


Pero al día siguiente cuando las saqué para hacer mas fotos, el corazón no estaba...., normal galleta de vainilla bañada con chocolate blanco y decorada con chocotransfer ;)

Os presento una a una las que sobrevivieron a la primera noche en mi casa.


Caperucita, para mi la galleta mas conocida de Postreadicción


El Lobo, en la izquierda podéis ver lo que pasa cuando una pone el dedo conde no debe cuando la glasa todavía no está seca


Mi galleta pintada, quizás la que mas me sorprendió, me parece preciosa y es de las mas sencillas de hacer.


El cervatillo, 


El osito Nicolás, la patita se me rompió un poco al separarla del plástico, la próxima vez tendré mas cuidado

Ahora tendré que `practicar para ver si sola en casa es tan sencillo como con la ayuda de Julía.

Este es el curso que mas me ha gustado, el mas creativo, el mas vistoso, el más entretenido, el que se me hizo mas corto, del que haría uno cada semana aunque no me comiese una sola galleta.



Gracias Julia por otro maravilloso curso