domingo, 1 de noviembre de 2015

Buñuelos de viento

Desde que recuerdo todos los 1 de noviembre mi madre ha preparado buñuelos de viento en casa, nunca los ha comprado. Yo siempre preguntaba lo mismo ¿por qué son de viento? y es que siempre los ha hecho rellenos, unas veces de cabello de ángel y las mas de "flanín" crema que hacía con un sobre de flan Potax. A mi como mas me gustaban eran con nata, pero eso llegó mucho mas tarde.

Este año buscando la receta me di cuenta que todos los que veía publicados se hacían con mantequilla y tenía clarísimo que en casa se llevan haciendo toda la vida con manteca de cerdo, por eso me he animado a subir la receta.

Aviso, salen un montón y cuando digo un montón digo de 12 a 15 unidades por cada huevo, incluso mas si los hacemos chiquitines. Yo he hecho 3 huevos y en función de eso pondré los ingredientes.



Ingredientes
3 huevos
50 gramos de manteca de cerdo fresca
100 gramos de harina
250 ml de agua
una pizca de sal
Aceite para freir

Preparación
Poner a calentar el agua con la manteca y la pizca de sal. En un cuenco que aguante bien el calor poner los 100 gramos de harina. Cuando la manteca se ha deshecho y el agua está hirviendo, volcar el agua sobre la harina de golpe para que se escalde y remover con una cuchara de madera o si tenéis batidora con el gancho de amasar, mi madre siempre lo hace a mano con una cuchara de madera.
Cuando ya no se ven grumos de harina, dejar la masa una rato hasta que pierda calor.
Si añadiéramos los huevos ahora, se "cocinaran" con el calor de la propia masa.

Una vez tibia la masa vamos añadiendo los huevos uno a uno, y no añadimos otro hasta que no se haya integrado del todo a la masa. Ya veréis que con cada huevo parece que se corta pero si seguís batiendo se integra.


Ahora es el momento de empezar a freir. Yo utilizo generalmente aceite de girasol porque da menos sabor, pero vamos se pueden freir igual con oliva, en cualquier caso hay que ser generosos para que los buñuelos floten en el aceite. Yo he puesto 750ml de aceite en una sartén de 22 cm, he tenido suficiente para freir todos sin añadir mas y como no absorben mucho aceite al final seguía la sartén llena y en condiciones de seguir friendo.

Con dos cucharas, como si fuese a hacer croquetas, cojo pegotitos y a la sartén, los buñuelos crecen mucho, así que los pegotitos tienen que ser pequeños o salen buñuelazos. El aceite tiene que estar caliente pero sin pasarse para que se hagan por dentro sin quemarse. Los sacamos y los ponemos sobre papel para que queden sequitos de aceite.


Una vez fríos se rellenan. Yo los freí por la tarde pero no quería rellenarlos hasta el día siguiente, los dejé sin tapar en la mesa de la cocina hasta el día siguiente y no bajaron. Aunque se hubiesen resecado un poco no hay problema porque con el relleno recuperan humedad, Pero si los hubiese tapado se desinflan y después cuesta un montón rellenarlos.

He utilizado para rellenar la crema pastelera que hago habitualmente, como la de los miguelitos mini y el resto con nata montada y azúcar. La nata que he utilizado es de la Asturiana con 35.1% de materia grasa montada muy fría en un cuenco muy frío y con un poco de azúcar glace, he de reconocer que no ha bajado nada, tiene la misma consistencia que recién montada y es de agradecer, conseguir ese resultado sin tener que añadir nada mas, incluso ahora parece mas durita,

Un poco de azucar glace para adorno y listos.



La masa no lleva nada de azúcar, el dulzor lo aporta el relleno.

Son un poco trabajosos a mano pero con batidora y varilla amasadora se hacen en nada.

Salen un montón por muy poco dinero y los podemos disfrutar en cualquier momento no hace falta que sea el día de Todos los Santos.

1 comentario:

  1. Que pintaza que tienen, gracias cielo y que lo paséis muy bien en familia.Doris

    ResponderEliminar