jueves, 4 de agosto de 2016

Tarten bicolor con crema, mermelada y chocolate

Ójala existiesen las tarifas planas de electricidad como las del teléfono fijo que te permiten estar hablando las 24 horas por un precio de risa. Aire acondicionado y horno hasta alcanzar el nivel de confort perfecto, vamos hornear todo el día sin sudar una gota y sin tener que pedir un préstamo cuando llega la factura de la electricidad. Que conste que no solo iba a hornear dulces, iba a dedicarme a los asados de carne de esos que son a fuego lento durante horas, de los que la carne se separa del hueso y se deshilacha..... uhm el calor me hace desvariar.


Hasta que llegue ese momento sobre todo en verano busco opciones para tener bizcochos sin encender el horno.

Hace años compré unas bases de tarta que vendían horneadas, no recuerdo la marca pero he de decir que es lo peor que he probado en la vida, no se si habrán mejorado desde entonces en cualquier caso no me han quedado ganas de volver a probar.

En mi busqueda de algo que me sirviese como base para tarta encontré los tartenes de Montes Lara, había probado varios tipos de magdalenas y bocaditos individuales y y me habían gustado bastante así que me aventuré con ellos.


No son excesivamente grandes, pesan 300 gramos, hay dos variedades con yogur y con chocolate, son bastante planitos apenas tienen copete, tiernos, húmedos y no dejan regustos raros al comerlos, al cortarlos se desmigan con facilidad lo que implica hacer tartas con aspecto mas rústico pero eso para mi no es ningún problema, me gustan las tartas con aspecto casero, no necesito las de bordes perfectos, eso lo dejo para los profesionales y las celebraciones.

Para hacer este postre he utilizado todo "comprado" pero igualmente podría haber hecho una crema pastelera casera  (podeis pinchar y ver la receta que hago habitualmente) y alguna de las mermeladas caseras que suelo tener.


Ingredientes
-  Un tarten con yogurt Montes Lara
-  Un tarten con chocolate Montes Lara
-  Crema pastelera  aproximadamente 350 gramos
-  Un bote de mermelada aproximadamente 275 gramos (en mi caso Rapsodia de frutas de Piña &Mango)
- Cobertura de chocolate negro aproximadamente 150 gramos
- Para adornar, transfers de glasa: ositos y bolas

Preparación
Si vas a utilizar crema pastelera casera, hazla el día anterior para tener todo listo al montar la tarta.
Si no tienes deshidratador y vas a hacer los transfer de glasa ( yo no tengo deshidratador) haz también los adornos el día anterior.

Montaje
Abrir los tartenes por la mitad, como apenas tienen copete al abrirlos quedan dos capas bastante planas. En el de yogur quite un poquitin de copete.
Poner una capa de tarten de yogurt sobre un acetato, o un trozo de papel de horno, o una rejilla.... lo que os resulte mas cómodo para poder moverlo. Sobre la capa de bizcocho poner una buena capa de crema pastelera. Sed generosos, mas que yo, el resultado será mas rico. Encima de la crema pastelera una capa de tarten de chocolate, sobre ella una capa de mermelada, sed también generosos. Sobre esta una segunda de tarten de yogur, otra de crema pastelera y por último la segunda de tarten de chocolate.


Guardar en frío unas horas, para que coja cuerpo, si parece que "tiembla" lo podéis atravesar con dos o tres palos de brocheta.

Trocear 150 gramos de chocolate de cobertura. poner aproximadamente 100 gramos a calentar en el micro unos segundos ir sacando y removiendo hasta que esté líquido. Ya fuera y sin volver a calentar, añadir los 50 gramos de chocolate restante y remover hasta que se hayan integrado del todo. Seguir removiendo un poco mas.

Sacar el tartén bicolor del frigorífico y regar con el chocolate  como nos guste mas. Yo prefiero que no quede todo cubierto por los lados, pero va en gustos.


Volver a guardar en el frigorífico para que endure el chocolate.

Los adornos de glasa los podemos pegar a la tarta con un poco de glasa o chocolate, pero yo prefiero dejarlos sueltos porque así puedes poner el adorno completo en las raciones  al servir. Sobre todo los críos agradecen con sus caritas que su pedazo de pastel tenga una figura entera para ellos solos.



Preparación transfer de glasa
Para hacer los transfers necesitas glasa de colores, un acetato, el dibujo que te guste y un poquitín de mantequilla.
Ponemos el dibujo debajo del acetato y extendemos un poquitin de mantequilla con el dedo sobre el acetato en la zona donde esta el dibujo, dibujamos con glasa siguiendo el dibujo y esperamos a que seque, La mantequilla ayuda a que no se pegue. Cuando está seco despegamos con cuidado y ya está listo para decorar.

Yo hice unas bolas


Y  unos ositos, 




Cuando ya estaban bien secos los despegué y dibuje con rotulador comestible algunos detalles.


Para dibujar los osos utilicé como basé en el osito Nicolas de Julia, pero transformándole a mi gusto.

Me ha quedado un post un poco largo muchas gracias si has llegado hasta aquí :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario