miércoles, 15 de junio de 2016

El horno a 220º

No ha llegado todavía el verano pero el calor se ha instalado con ganas, estos días odio hornear por mi me volvería crudivegana estacional pero el resto de la familia no me acompaña en la idea de tomar ensaladas de todo tipo.
La Eurocopa tampoco ayuda, parece una obligación tener picoteo, cerveza y pizzas todos los partidos y no puede ser que llamemos toodos los días a la pizzeria.


Muy a mi pesar de vez en cuando enciendo el horno aunque me de un soponcio, porque además las pizzas se hacen a 220º no como la mayoría de los bizcochos que son a 180º.

Hurgando en el congelador me di cuenta que las nuggets también se pueden hacer en el horno y ¡qué casualidad! también a 220º y unas croquetas de jamón serrano especiales para horno también se hornean a 220º (por cierto estas croquetas están requetebuenas).
Los tiempos no son iguales pero bastante similares y además cortos, en un máximo de 10 a 12 minutos está todo listo.


Así que todo a la bandeja y cuando el horno está caliente, adentro. En los 10 minutos que se hacen preparo una ensalada y cena/comida- partido preparada. Caliento el ambiente pero la comida tiene menos grasa al no ser frita y me ahorro fregar la vitro que el aceite siempre mancha.


Las nugget son un clásico de mi congelador, pero estas croquetas es la primera vez que las probaba, para mi están en el primer puesto del ranking, por encima de las de jamón serrano receta maestra que hasta ahora eran mis favoritas seguidas de las de brandada de bacalao que también están deliciosas.


Si tenéis ocasión probadlas ¿se nota mucho que me han gustado?


No hay comentarios:

Publicar un comentario