jueves, 24 de marzo de 2016

Bacalao con tomate

Hace unos días vi un concurso de facebook en el que para participar había que compartir una receta de bacalao y entonces me acordé, tres años en borradores lleva esta receta, tres años que se pasa la semana santa y se me olvida publicarla, desastre total que soy. 

Estaba terminada con las fotos del paso a paso y todo, pero cuando vi como me quedaba esta vez en la cazuela de barro no pude resistirme ha hacer una foto actualizada.

La receta es muy sencilla la aprendí de mi suegra hace un montón de años. Ella hacía la salsa de tomate casero desde cero, pelando los tomates y al chup-chup, eso solo lo hago en contadísimas ocasiones, generalmente utilizo tomate triturado de lata y lo cocino en el microondas o utilizo la panificadora en el programa de mermeladas.

Siempre utilizaba bacalao que desalaba ella, yo llevo un par de años que compro bacalao congelado al punto de sal, me resulta mas cómodo y tiene el punto de sal justo que me gusta.




Ingredientes
Para la salsa de tomate
- 1 bote de tomate triturado
- 1 cucharadita de azúcar
- 1 cucharada de aceite de oliva
Para las patatas
- Patatas
- Aceite para freir
Para el bacalao
- Bacalao
- Harina
- Huevo
- Aceite para freir
Extra
Un bote de pimientos del piquillo

Preparación
Cortar el bacalao en cuadros de 5x5 mas o menos, raspar el exceso de sal y meter en un recipiente con agua fría en el frigorífico. Cambiar el agua dos veces al día durante dos días. También se puede comprar el bacalao ya desalado y ahorrarse este paso. Pasados los dos días escurrir bien.

Poner en un recipiente apto para el microondas el tomate triturado, espolvorear encima la cucharadita de azúcar y la cucharada de aceite de oliva. Tapar con un film y agujerear tres o cuatro veces con un palillo. Meter en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos, sacar y levantar el plástico con cuidado, remover, volver a tapar y meter en el microondas durante 5 minutos mas, repetir otra vez mas. Reservar.

Pelar las patatas, cortarlas en láminas, freírlas en abundante aceite caliente y reservar.


Secar el bacalao con papel de cocina. Poner un plato con harina y en otro batir un par de huevos. Poner una sartén a calentar con bastante aceite.


 Ir pasando el bacalao primero por harina, después por huevo y a la sartén primero poniendo la piel del bacalao hacia arriba.


Dar la vuelta para que se haga por el otro lado, sacar y colocar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

En una cazuela preferiblemente de barro poner, primero tomate, las patatas fritas, un poco mas de tomate y el bacalao frito.


Cocinar unos minutos junto para que se unan los sabores y ya está listo para servir.

 Para acabar unas tiras de pimiento rojo asado o unos pimientos del piquillo en conserva para los que nos gusten.

Se pueden hacer cazuelitas individuales, unas van con pimiento y otras no al gusto. Haciendo el cocinado final en el horno todas están listas a la vez.

En ningún momento he utilizado sal porque pruebo un poquitín de bacalao desalado crudo y generalmente tiene un punto suficiente para que no tenga que añadirla. En las raras ocasiones que al probarlo me parece demasiado soso, utilizo un poco de sal en las patatas.


Por si os pica la curiosidad, tuve la suerte de que ganase mi receta y he aprovechado los vales para comprar varias cosillas que me gustan de La Sirena: patatas rizadas, pizzas, judías verdes, zanahorias baby y mucho bacalao para estos días :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario