lunes, 2 de diciembre de 2013

Roscos de anís

Aunque no me gusta que vivamos siempre en mañana, caigo como todos, en los hipermercados cuando recogen los libros de texto, ponen las cosas de Halloween y cuando recogen lo de Halloween directamente lo de Navidad. Para cuando llega nochebuena ya no me apetece ni turrón, ni dulces, ni nada de nada. Cuando mis hijos eran pequeños me di cuenta que la única forma de conseguir los juguetes que querían, era si los compraba en noviembre cuando las estanterías estaban llenas y encima tenían mejor precio. Escondidos durante un mes aguardaban hasta Reyes, en alguna ocasión me olvidé de algún paquete que apareció mucho después.

La semana pasada me llegó un mail con una receta de hojaldrinas de naranja, después vi en uno de los blogs que sigo mantecados de vino, una cosa llevó a la otra y me dije vamos a adelantar los dulces de navidad que aguantan tiempo para que no se me acumule el trabajo.
Me resulta bastante fácil encontrar roscos de vino en las tiendas, pero no encuentro roscos de anís, como tampoco encontré una receta que me convenciera del todo he adaptado la de mantecados de vino.


¿Como han salido? Han salido 24 unidades, cuando mi marido los vió dijo, has hecho solo estos porque eran una prueba ¿no?. No eran una prueba y pretendía como he dicho antes ir adelantando trabajo, vistos los resultados no llegan ni al fin de semana. La parte buena es que son muy fáciles de hacer, la mala es que tienen un montón de calorías. Tengo que buscar un buen escondite porque se que estarán mas ricos cuando pasen algunos días.

Ingredientes para 24 roscos
400 gramos de harina
200 gramos de manteca de cerdo
100 ml de anís (licor)
25 gramos de anís en grano
50 gramos de azúcar glacé
un pellizco de sal
un poco mas de azúcar para adornar

Preparación
No necesita batidora ni amasadora, con un bol y una cuchara es suficiente, al final metí un poco la mano pero para dar un poco de forma a la bola, nada mas.
En un bol puse el anís (licor), el azúcar glacé, la pizca de sal y removí hasta que se disolvió el azúcar, se puede templar un poco en anís para que sea mas sencillo, a continuación añadí la manteca de cerdo que llevaba mucho tiempo fuera del frigo y estaba blandita, removí bien.
Machaqué los anises en el mortero y los añadí también, por último la harina , removí y amasé hasta que estaba unido.

Envolví la masa en plástico y guarde en el frigorífico durante una hora.


Encendí el horno a 180º para que se fuera calentando.
Puse la masa entre dos trozos de plástico y con un rodillo estiré hasta dejar aproximadamente de 1cm de grosor, corte con un cortapastas e hice el agujero con un descorazonador de frutas, los recortes los volvi a estirar para seguir haciendo roscos hasta acabar con la masa. Los puse en la bandeja de horno sobre una lámina de teflón y estuvieron horneándose durante unos 20 minutos. Mi horno es un poco desastre y no reparte el calor por igual, controlad según vuestros hornos.


Los quité de la bandeja,los pasé a una rejilla para que se enfriaran, los decoré con un poco de azúcar glacé puesta en un colador y a guardar en una lata.



Me desilusionaron un poco recién hechos porque en caliente apenas notaba el sabor a anís, pero cuando pasaron unas horas cerrados en su lata , el sabor/olor a anís  aumentó y también mejoró la textura. Pasados dos días están de vicio, con razón estos dulces los guardaba mi abuela durante meses y cada vez nos sabían mejor.


En cuanto compre mas manteca me toca repetir la receta, pero esta vez haré al menos el doble si quiero que llegue alguno a nochebuena.

10 comentarios:

  1. A mi me encanta los roscos de anis, yo los hice este finde y ya casi no quedan!! Estan muy ricos y te han quedado estupendos. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas ...me ha encantado ver como hacías estos roscos basados en mi receta
    ahora soy yo la que se lleva la tuya con esos cambios tan ricos que les has hecho,
    un placer de quedarme en tu cocina, voy a mirar que es lo que se cocina por aquí que sin duda
    serán cosas deliciosas
    muchisimas gracias por confiar en mi receta, ya lo dije en la entrada queda deliciosa
    y gana mucho sabor pasado un día o más...si aguantan claro
    un besazo, feliz jornada, Puri

    ResponderEliminar
  3. Que ricos Paqui, no me extraña que dijera eso tu marido, jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hoy cuando ha llegado del trabajo a ido a por uno y antes de salir de la cocina se ha vuelto a por otro y después de cenar pretendía seguir....si es que somos muy golosos y están muy ricos

      Eliminar
  4. ay va Paqui! yo también busqué una receta de roscos de anís a raíz de que me tocase una botella del mono(solo le falta una copa a peaso de botella) y ninguna me convencía, pero acabé haciendo unos que no me gustó el resultado.Así que esta me la apunto para cuando me anime a hacerlos.Por cierto,las calorías me importan bien poco ajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me cabe duda están mucho mejor si los dejamos unos días, ya he comprado medio kilo de manteca para hacer este fin de semana con un kilo de harina, a ver si consigo guardar alguno para las fiestas :)

      Eliminar
  5. Hola Paqui, yo los hago de vino y para que me lleguen a las fiestas los tengo que hacer
    casi casi la misma semana.
    Tengo que probar los tuyos que tienen una pinta espectacular,
    me quedo en tu cocina para no perderme nada de nada.
    Mil besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola, no me extraña que no te duren, menuda pinta, a estas horas me tomaba uno o dos con un buen chocolate. Un saludo y me quedo con la receta.
    Un bocado de cielo

    ResponderEliminar